¿Es seguro comer hígado durante el embarazo?

Parecen increíbles todas las preocupaciones que pueden adueñarse de una apenas está embarazada. Y es que hay tantos aspectos que se deben cuidar y uno de los primordiales es la alimentación. Como bien sabes, existen alimentos que son buenísimos para contribuir a la salud de tu bebé y otros de los que es mejor que te mantengas alejada. El hígado es una comida que a muchos les encanta pero de la que también existen muchas dudas respecto al embarazo. ¿Es seguro comerlo durante el período de gestación? A continuación te despejamos esta duda.

hígado

Las propiedades y riesgos del hígado en el embarazo

La verdad es que el hígado es muy nutritivo y contiene componentes que contribuyen mucho a la salud. El más importante es la vitamina A, que podemos encontrar naturalmente en bastantes verduras y frutas, así como en productos de origen animal como los huevos y la leche.

No obstante, obtenerla de este tipo de productos en exceso podría ser contraproducente, en especial durante los primeros meses de embarazo. Siempre debes preferir los alimentos de origen vegetal para conformar la mayor parte de tu dieta, ya que un exceso de hígado, (o de grasas o de carne), podría ser motivo de complicaciones en el desarrollo del feto.

La frecuencia ideal para consumir hígado

Teniendo en cuenta lo anterior, podemos afirmar que puedes disfrutar de este alimento unas dos o tres veces por mes sin ningún problema; siempre midiendo muy bien tus porciones y balanceando con una ensalada para evitar comer de más.

Es muy importante que tengas esto en cuenta, ya que se sabe que una sola porción de hígado vacuno contiene más de 30,000 IU de vitamina A preformada, por lo que es muy sencillo excederte de la cantidad recomendada sin que siquiera te des cuenta.

Compartenos tu opinión