Comer despacio te ayuda a no subir de peso

Si eres de esas chicas que siempre están al pendiente de cuidar su peso, te interesa el artículo de hoy, porque vamos a hablar de un detalle muy importante que puede marcar la diferencia en este aspecto: el hecho de comer despacio. Y así es; saborear las comidas y masticar a conciencia cada bocado, te ayuda a digerir mejor los alimentos, de tal manera que no aumentes unos kilitos de más o te veas hinchada, a causa de una deficiencia en tu tránsito intestinal. Es algo muy sencillo de lo que muchas veces nos olvidamos cuando tenemos mucha hambre.

comer

¿Sabes qué además, solo por masticar lento se estima que pierdas hasta 20 libras anuales? Esto cobra bastante sentido si tenemos en cuenta que mientras masticas, el cerebro empieza a captar el mensaje de que te estás alimentando. Al darle tiempo de hacerlo, notarás que te sientes más satisfecha y por ende, no comerás más de lo que necesitas. En cambio cuando engulles la comida rápido, normalmente sientes que quieres seguir comiendo y eres más propensa a engordar.

Claramente ahora puedes comprender que tan relevante es el papel que juega la masticación, cuando se trata de mantenerte en tu peso ideal. Esto también te atrerá beneficios como los siguientes:

  • Te sentirás relajada. El disfrutar de tus alimentos es una buena medida contra el estrés. ¿Has notado que quiénes comen aprisa, generalmente también se empeñan en hacerlo para regresar más pronto al trabajo a las ocupaciones que tengan? La hora del almuerzo o de la comida debe ser un tiempo para ti, no dejes que la rutina te lo quite.
  • Adiós a la pesadez. Tanto cuando vayas a dormir o tengas que moverte, tu cuerpo reaccionará más aprisa y se sentirá ágil y muy ligero. Algo bueno si también quieres ser más activa.

Compartenos tu opinión