11 claves para llevar una dieta sana

Llevar una dieta 100% sana es algo que muchos anhelan y pocos consiguen, el mundo está rodeado de tentaciones y eso hace más difícil poder cumplir con el propósito de alimentarse bien. La mercadotecnia de la industria alimenticia se ha esmerado en sembrar en la mente de los consumidores que deben consumir sus productos llenos de grasas y azucares sin importar las consecuencias a la salud.

Es por eso que en esta ocasión te compartimos 11 consejos sencillos para una dieta sana, no vamos a extendernos mucho en describirlos ya que la idea es que queden en tu mente todos y cada uno de ellos, sin confundirte.

Consejos para llevar una dieta sana

1- Beber agua todos los días es absolutamente fundamental. Los expertos nos dicen que como mínimo debemos beber 2 litros de agua. Lo más adecuado es beber en los intervalos de las comidas, evitando beber durante ellas.

2- La pirámide nutricional es muy importante tenerla en cuenta. Por ello deben seleccionarse alimentos de todos los tipos.

3- Las verduras, cereales y legumbres deben ser parte fundamental de tu dieta. Procura ingerir aquellos que sean lo más ricos posible en fibra y minerales. Junto a ellos los hidratos de carbono harán de tu dieta algo completo.

4- La fruta es también muy importante en una dieta sana. Los expertos recomiendan tomar como mínimo dos piezas, de las cuales una sea un cítrico, como por ejemplo las naranjas.

5- Hay que comer de manera racional. Se debe comer entre tres y cinco veces al día sin llegar a levantarse de la mesa con sensación de pesadez. Debes masticar numerosas veces los alimentos. Recuerda que la comida tiene como finalidad cubrir tus exigencias energéticas y no tus exigencias mentales.

6- Evita los precocinados y cualquier tipo de comida que no sea fresca. Recuerda que la calidad de los alimentos es fundamental para una vida sana y equilibrada, así que si puedes procura alimentarte con productos ecológicos.

7- Evita el exceso de sal en tus comidas. La sal entre otras cosas contribuye a la retención de líquidos y es perjudicial en cantidades excesivas. Es cierto que es un condimento muy utilizado, pero conviene usarlo lo mínimo posible. Para sustituirla puedes recurrir a las especias.

8- Evita las grasas y los fritos a pesar de que suelen ser la base de muchas comidas. Procura utilizar métodos para cocinar muchos más sanos: como el cocido, el vapor o preparar alimentos a la plancha.

9- Evita los azúcares en tus comidas, especialmente en aquellos productos de repostería industrial. Es preferible que cuando recurras a él lo sustituyas por azúcar integral e incluso si quieres por miel.

10- El deporte es fundamental. Todos los expertos recomiendan andar al menos una hora al día, que se puede hacer dando un agradable paseo. Además si se puede complementar con media hora diaria de ejercicio moderado, sería estupendo.

11.- Busca ayuda profesional. Si consideras que algo estás haciendo mal en tu dieta es posible que necesites asesoría nutricional o psicológica, no tengas miedo ya que de eso depende que puedas llevar una dieta sana y por lo tanto gozar de una mejor figura y salud.

Estas son solo algunas sugerencias básicas, por último nos gustaría saber que estás haciendo tú para mantener tu dieta, ¿llevas algún régimen específico de alimentación?

Compartenos tu opinión