Así es como se aplica el corrector de ojeras

Las ojeras son una auténtica pesadilla para cualquier chica y a veces parece que el corrector no es lo suficiente como para cubrirlas, ¿te ha pasado? Si es así, tienes que saber que uno de los problemas más comunes no es el producto en sí, sino la manera en que lo aplicas en tu rostro. Lo cierto es que este cosmético es uno de lo más importantes, pero también puede quedar fatal si no sabes bien lo que estás haciendo. Por eso, el día de hoy te damos unos cuantos tips para sacarle el mayor provecho y disimular las manchas oscura debajo de tus ojos, sin desperdiciar demasiado.

corrector

Lo primero es limpiar bien tu rostro.

Aunque te hayas desmaquillado la noche anterior, a veces quedan rastros que acentúan las ojeras. Por eso, pásate de nuevo un poco de desmaquillante y limpiador antes de arreglarte de nuevo.

Aplica tu corrector por medio de puntos.

Pon cinco puntos pequeños en forma de UV en al área a cubrir. De esta manera te aseguras de no desperdiciar tanto y evitas el antiestético efecto de las líneas con maquillaje acumulado en las ojeras. Difumina los puntos de corrector siguiendo la forma que dibujaste. Puedes usar la yema de tu dedo, una esponja o un pincel. Lo importante es que lo hagas en UV.

Sella el corrector con polvo traslucido.

Es el último paso para asegurarte de que la cobertura se quede en su lugar. Lo ideal es que uses un producto mineral que se adhiera mejor a tu piel y la deje respirar, además de fundirse con ella.

Ten en cuenta también que dependiendo del color de tus ojeras, tendrás que elegir un tono específico de corrector. Los correctores con subtono naranja contrarrestan mejor las ojeras violáceas, y los subtonos amarillos trabajan mejor con ojeras azules.

Compartenos tu opinión