Apuesta por el delineador blanco

Cuando hablamos de delineadores, normalmente pensamos en los tonos más básicos como el negro o el café, que tan útiles resultan para destacar la mirada. No obstante, el extremo opuesto también puede ser muy útil. Hoy te comentamos las razones por las que deberías tener un buen delineador blanco en tu neceser y las maravillas que este sencillo producto puede hacer por ti.

blanco

  • Abre tu mirada. La principal función de este color es hacer que tus ojos luzcan más grandes. Para esto, solo tienes que marcar la línea de agua a fin de que la mirada se vea más abierta. Este tip es muy útil para las chicas que tienen ojos pequeños.
  • Ilumina el lágrimal. Si quieres añadir un punto de luz, simplemente coloca un poco de delineador en la esquina interna del ojo y difumínalo con un isopo para que quede muy suave. Sencillo y discreto.
  • Resalta tu delineado oscuro. Si quieres añadir un poco de dramatismo a tu clásico delineado en negro, extiéndelo con un pequeño rabillo hacia afuera y encima, marca con una pequeña línea blanca. Es un estilo elegante y muy original, sobretodo para la noche.
  • Añade un toque de brillo a tu maquillaje. Esto puedes hacerlo con un productp que sea irisado y no mate. Basta con que traces una línea fina encima de las pestañas, para brindarle algo de luz a tu estilo. ¡Sin nada de complicaciones!
  • Reinventa el clásico cat eye. El delineado de ojo de gato se ha convertido en un diseño atemporal que nunca queda mal para embellecer tu rostro. Siempre lo hacemos en negro pero la verdad es que el efecto es muy refrescante cuando reemplazas este color por el blanco. ¡Haz la prueba!

¿Sabías que se le podían dar tantos usos al blanco? Si aun no lo tienes entre tus tonos de delineador, ¿qué esperas para probarlo?

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión