Antojos extraños del embarazo

El embarazo es una etapa que por estar llena de cambios, puede depararnos las sensaciones más insólitas. Para ninguna persona es desconocido el hecho de que una mujer que espera a su bebé, puede experimentar todo tipo de antojos, incluso por comida que antes no era de su agrado. Sin embargo, puede que te sorprendas al descubrir que estos pueden ir mucho más allá. ¿Cuáles son los más extraños que pueden surgir durante este período? Descubrélo a continuación.

antojos

  • Cremas corporales. Aunque no lo creas, hay mujeres que confiesan haber tenido el deseo de ingerir sus cremas de cuidado personal, en especial si estás tenían buen olor, como suele suceder con esta clase de productos.
  • Pasta dental. Al igual que con el antojo anterior, muchas embarazadas tenían el gusto repentino de comer pasta para dientes. Esto en realidad no podría parecer tan raro, puesto que es un elemento bucal que incluso ha llegado a ser tragado por accidente por más de una persona.
  • Tierra. Uno de los antojos más raros que han tenido las mujeres en medio del embarazo, responde a la necesidad de comer un poco de tierra. Por insólito que pueda parecer, ha ocurrido y sigue ocurriendo.
  • Esponjas. Si el antojo anterior te resultó extraño, este te tomará mucho más por sorpresa. Una espoja, con su textura suave y porosa, ha resultado ser una auténtica tentación para muchas chicas que se encuentran en espera de un bebé.
  • Hielo. A diferencia de los anteriores, este es un antojo más común y para nada peligroso, siempre y cuando se consuma con moderación. Esto se debe a que comer demasiado hielo podría disminuir el hierro en la sangre y este mineral, es más que indispensable en el embarazo.

Como ya has visto, una embarazada puede llegar a sentir antojo por las cosas más extrañas. ¿Cónoces tú alguno que sea tan o aún más raro que los que acabamos de mencionar?

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión