Lo que no debes hacer al amamantar a tu bebé

La lactancia materna sin duda es una etapa importante, en la que no solo se trata de alimentar a los bebés. También es un acto que refuerza enormemente el vínculo que existe entre una madre y su hijo. Por eso es tan importante que sepas como puedes hacerlo correctamente y que evites algunos errores en los que, sin quererlo, podrías estar cayendo haciendo que la acción sea mucho más incómoda.

amamantar

  • No te dejes llevar por el mal humor u otras emociones negativas. Es normal que muchas madres se sientan estresadas o preocupadas a la hora de amamantar si no lo han hecho antes. Pero los bebés son muy sensibles a todas las emociones de sus madres, por lo cual es importante transmitirles amor y confianza, para que la hora de la comida transcurra con normalidad.
  • Sostén a tu pequeño de la forma correcta. Recuerda que su boca debe estar perfectamente abierta, para que pueda tener total acceso al pezón. De lo contrario podría lastimarte o quedarse con hambre. Hay muchas posiciones para amamantar y tú puedes buscar aquella con la cual te sientas más cómoda, en tanto no olvides lo anterior.
  • No te guies por horarios. Los bebés en estado de lactancia son impredecibles y tienen hambre a horas muy diferentes. No puedes acomodar los horarios a tu conveniencia cuando se trata de darle de comer a tu pequeño, por lo que tendrás que amamantarlo siempre que él lo necesite, no importa lo tarde o lo temprano que sea.
  • Olvídate de las prisas con el biberón. Ofrecersélo a tu bebé demasiado pronto puede ser una equivocación, si aún no está listo del todo para dejar la lactancia. Cada niño tiene sus propios tiempos y es por eso que debes prestar atención al desarrollo de tus propios hijos. Aquí no hay comparación que valga, si ves que otros han empezado antes con el biberón.

Compartenos tu opinión