Propiedades del aceite de onagra

El aceite de onagra se extrae de las semillas de la prímula, una flor originaria de Norteamérica e Inglaterra que los indios americanos utilizaron durante siglos como infusión en agua caliente para curar heridas, problemas cutáneos e incluso el asma. Pertenece al orden de las mirtifloráceas, familia de las onagráceas.

Es verdad que los estudios, la mayor parte realizados con animales, han sacado a la luz algunos resultados prometedores, y el doctor Chapkin se apresura a puntualizar que posiblemente cambie de parecer dentro de pocos años, pero actualmente no existe una evidencia palpable de que el aceite de onagra ofrezca ningún beneficio a los seres humanos.

El ingrediente especial.

Médicos y remedios naturales para la salud¿Qué es el aceite de onagra o prímula y qué es lo que hay en él que hace que los científicos le presten atención? Si ha ido a dar una vuelta por el parque después de cenar y ha observado unas flores de pétalos amarillos que se abren por la noche, se trata de primaveras nocturnas o prímulas, cuyas semillas son la fuente del aceite de prímula. Este aceite es la fuente de una sustancia llamada ácido gamalinoleico (AGL). Son los beneficios del AGL lo que buscan las personas que compran este aceite.

¿Qué es lo que hace tan maravilloso al AGL? En nuestro organismo se segrega una hormona llamada prostaglandina, la cual, entre otras cosas, ayuda a: mantener sanos los vasos sanguíneos, que el tracto gastrointestinal funcione y estabilizar el nivel de azúcar en la sangre.

El organismo puede obtener el AGL de dos maneras: elaborándolo a partir de otra grasa, el ácido linoleico, que puede obtener a diario de los aceites, el pescado, las semillas oleaginosas y otros alimentos; o bien puede tomar un suplemento de aceite de prímula, asequible en muchas tiendas de dietética el aceite de borraja, un suplemento extraído de la planta de borraja, y el aceite de pasas de Corinto también son fuentes potenciales de AGL).

1 persona ha comentado este artículo ¿tu que opinas?

  1. Sandra
    12 enero, 2014 at 3:50 am #

    Refugiarse en tratamientos naturales es lo mejor que puede hacer una persona, excelente recomendación.

Compartenos tu opinión