6 usos del desodorante en el hogar que no te imaginabas

Normalmente, el desodorante es un artículo que no puede faltar en ningún hogar para evitar el mal olor corporal. Sin embargo, pocas personas saben que en realidad tiene más usos prácticos y lo efectivo que es con ellos. De hecho, puede sacarte de apuros más de una vez si los conoces. A continuación te los mencionamos para que los tengas muy en cuenta.

usos

  1. Arregla malos olores en tu clóset. Si has notado que tu armario guarda olores desagradables, puedes colocar una barra de desodorante abierta en un rincón para que haga la función de aromatizante. Tus prendas van a oler delicioso.
  2. Cura los piquetes de mosquitos. ¿Te estás hartando del dolor y la picazón que producen las ronchas originados por estos bichos? Si aplicas algo de desodorante encima de la lesión verás como esta te deja de picar al instante.
  3. Termina con el molesto rechinado de tus puertas. Cuando tienes una puerta en casa que no deja de rechinar y te ha sobrado un poquito de desodorante en spray, sirve de mucho rociarlo encima de las bisagras para acabar con el ruido.
  4. Alivia las piernas irritadas por la depilación. Si te acabas de depilar o de afeitar y tus piernas están muy irritadas por la cuchilla, pasa encima algo de desodorante en barra para combatir el ardor y suavizar tu piel.
  5. Evitar las manos sudorosas. Si eres de las personas a las que les sudan las manos cada vez que se ponen nerviosas, puedes solucionar el problema aplicándote un poquito de desodorante en las palmas para que continúen secas y frescas.
  6. Previene el mal olor en los pies. Para evitarte un momento bochornoso si te vas a descalzar, únta otro poco de desodorante justo en las palmas de tus pies y verás que el sudor deja de ser un inconveniente.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión