6 mitos sobre amamantar totalmente desmentidos

Cuando se trata de amamantar, existen un montón de mitos que desgraciadamente siguen ocasionando que muchas mujeres tengan dudas sobre darle el pecho de manera adecuada a sus bebés. Seguramente tú ya has escuchado todos o varios de ellos. Hoy en Tip Diario, te los desvelamos para que estés al tanto de porque no deberías tomarlos en cuenta.

mitos

  1. Las mujeres con pechos pequeños o sin buena forma no pueden amamantar. No existen los senos perfectos y realmente, su tamaño y forma varían mucho de una persona a otra. La producción de leche materna depende de factores que son muy distintos a estos.
  2. Dar el pecho duele. Fuera de la sensibilidad extrema que desarrollan los senos, lo cierto es que no deberías sentir ningún dolor intenso al amamantar. Si es así, probablemente estés sosteniendo a tu bebé en la posición incorrecta.
  3. Los bebés saben como deben tomar el pecho. No siempre es así pues si bien cuentan con el instinto para succionar, necesitan basttante ayuda de tu parte, al sostenerlos en la posición correcta para que con el paso del tiempo les sea más fácil alimentarse.
  4. Mientras más pequeños sena tus pechos, menor será la producción de leche. De nuevo el tamaño no tiene que ver, pues incluso las mujeres de senos grandes pueden tener problemas para amamantar. Normalmente, todas las madres producen suficiente leche para sus bebés.
  5. Debes beber leche para poder producirla. El ingerir leche o no no tiene nada que ver con el amamantamiento. La cuestión reside más bien en una dieta balanceada durante el embarazo y complementado con suplementos como el ácido fólico.
  6. La leche materna no es suficiente para tu bebé. Si tu bebé aumenta gradualmente entre 120 y 230 gramos de peso a la semana, no tienes nada de que preocuparte. También debe tomar pecho alrededor de unas 8 veces por día.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión