5 signos de alerta para cambiar tu sostén

Contar con un sostén adecuado es lo más importante para cualquier mujer, pero la verdad es que a veces cometemos errores al momento de elegirlo que hacen que su adquisición sea en vano. Y es que esta prenda en realidad es mucho más importante de lo que solemos imaginar. Tanto, que elegir el incorrecto puede acarrearte problemas de espalda, con tus pechos y hasta para tu salud anímica, porque si no te sientes bien con tu ropa interior puede que difícilmente lo hagas con la que te pongas encima. Por eso, mejor por atención a las 5 señales a las que deberías prestar atención para cambiar tus sostenes.

sostén

  1. No te ajusta bien en la espalda. Una gran parte del efecto de un sostén descansa en su sujeción a la espalda, y no en las copas como usualmente se cree. Pero si al ponértelo notas que sobra demasiado espacio allí, definitivamente deberías considerar uno que te ajuste mejor.
  2. Te está demasiado apretado. Puede que en realidad tengas el problema contrario y hagas elegido uno con el que tengas problemas para abrocharte. Por eso es muy importante buscar uno de tu talla exacta.
  3. El tejido del sostén te está causando problemas. Es recomendable optar por sostenes de tejidos naturales como el algodón o la seda, ya que aunque son más caros, no irritan la sensible piel de los senos, a diferencia de lo que puede ocurrir con otras telas artificiales.
  4. Te pones uno más grande a propósito para rellenarlo. El problema de buscar un sostén más grande es que no te va a brindar el soporte que necesitas, se ve más falso y deja a tus pechos sin la protección adecuada. Hay sostenes push-up para todas las tallas que quedan muy bien.
  5. No te hace sentir bonita. Si tu sostén te provoca sentimientos de inseguridad, no sientas miedo de cambiarlo por uno más lindo.

Compartenos tu opinión