5 cosas que tu seguro para el hogar no suele cubrir

Cada vez son más las personas que se preocupan por tener un seguro para el hogar, en caso de cualquier incidente que les pudiera arrebatar su patrimonio. Esta es una decisión inteligente y que no deberías dejar de considerar; no obstante, al contratar a una aseguradora también tienes que tener en cuenta ciertas cosas que quedan fuera del contrato y de las cuales querrás estar al tanto para evitar problemas. Échale un vistazo a las que te mencionamos el día de hoy para que tu póliza no te tome desprevenido.

hogar

  1. Alcantarillas. Generalmente los sistemas de drenaje que puedan afectar a una casa quedan excluidos de los seguros, porque los mismos son responsabilidad de servicios públicos. También está el hecho de que el alcantarillado suele ser viejo y no es responsabilidad de la aseguradora.
  2. Movimientos terrestres. Desde los terremotos hasta leves temblores que puedan crear huecos en el hogar. Llega a suceder y las compañías de seguros tampoco se hacen cargo de ellos.
  3. Plagas como termitas. Puedes deteriorar bastante una construcción pero desgraciadamente, si llega a suceder tendrás que ser tú quien se ocupe de ello. Es mejor que llames a un exterminador antes que ponerte a discutir con tu aseguradora.
  4. Inundaciones. Pasa lo mismo que con los movimientos terrestres, puesto que se trata de desastres naturales que quedan fuera del control de la empresa. Tenlo en cuenta si estás considerando vivir en una zona que se inunde con frecuencia.
  5. Reparaciones por desgaste. Si tu techo se está cayendo o tienes grietas en las paredes, debes saber que la aseguradora no se va a encargar de hacer las restauraciones convenientes. Eso es algo que también corre por tu cuenta.

Ten presente que un seguro, más que una garantía para mantener tu hogar en perfecto estado, es una medida para casos de emergencia.

Compartenos tu opinión