4 reglas importantes antes de rasurarte la piel

Muchas mujeres prefieren depilarse con rastrillo, pues a pesar de ser una manera menos duradera de acabar con el vello, es rápida, es indolora y cumple muy bien con su función. Si bien puede parecer que es menos complicado que depilarse, la verdad es que no por eso este método está exento de ciertas precauciones. Hay algunas que tienes que tomar para que tu piel se vea bella, saludable y sin esos molestos puntitos rojos, que de vez en cuando pueden salir cuando has hecho algo mal. A continuación, te mostramos cuatro reglas que tienes que aplicar en ti misma antes de rasurarte.

importantes

  1. Exfoliarte. Una exfoliación siempre es necesaria para retirare sas células muertas, que luego pueden provocar pelos enquistados o rozaduras. Haslo con un guante especial o usa un exfoliante suave, hecho especialmente para tu piel. Tú misma puedes improvisar uno con azúcar morena y algún aceite esencial.
  2. Rasurarte en sentido contrario a la dirección en donde crece el vello. Es muy importante que uses una de tus manos para tensar la piel y a continuación, muevas el rastrillo en sentido contrario al vello. Esto evitará que tu piel se sienta rasposa después del rasurado, por todas esas puntitas que no se alcanzan a cortar.
  3. Humedecer la piel. Es recomendable que te rasures en la ducha o con algún gel y crema de afeitado. Gracias a esto, el rastrillo se puede deslizar con mucha más suavidad y evitarás que te salgan ronchitas rojas, que son causadas por la fricción entre el mismo y la piel cuando está seca. Hazlo y notarás la diferencia.
  4. Hidratar la piel. Luego del rasurado, lo mejor que puedes hacer es usar una crema o aceite hidratante, para que tu cuerpo se mantenga suave y terso. Recuerda que rasurarte también puede resecarla y esto es casi tan malo como cuando se irrita.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión