4 cosas que puedes hacer con las hierbas que te sobran

Las hierbas de olor son un indispensable en la cocina, eso lo sabemos bien, sin embargo hay veces en las que nos pueden sobrar bastantes. ¿Y qué se hace con esas sobras, una vez que hemos terminado de sazonar todos nuestros platillos? La verdad es que da mucha pena tirarlas, ¿no crees? Pues aquí te van 4 tips geniales para aprovecharlas al máximo que te van a encantar.

  1. Prepara un dip de mantequilla. Es fácil de hacer y ligero para esas ocasiones en las que quieres picar con tus invitados. Lo único que necesitas son tus hierbas que han sobrado, un poco de mantequilla y ajo. Estos ingredientes hay que mezclarlos con la mantequilla bien blandita y meterlos a refrigerar, hasta que se forme una pasta homogénea. Es ideal para disfrutar con nachos y galletitas integrales.
  2. Haz un buen aderezo para tus carnes y ensaladas. Puedes mezclar tus hierbas con dos tazas de vino tinto para añadirle sabor a cualquier corte o bien, reemplazar el vino por dos tazas de vinagre de manzana si no quieres que a tus ensaladas les falte sabor. Pero recuerda que cuando lo hagas, tienes que hacer que la mezcla repose durante una noche entera.
  3. Condimenta tus caldos. Cuando refrigeras los sobrantes de tus hiervas, una buena idea es ponerlos a cocer en un caldo de lo que sea, que al terminar tendrá mucho sabor. Si no quieres servir este caldo solo, igual te sirve para saborizar arroces o pastas, con un sazón especial que le encantará a tu familia.
  4. Anímate a replantarlas. Es posible si todavía tienen sus raíces. Simplemente tienes que colcocarlas en un frasquito con agua para que las raíces tengan oportunidad de crecer más y una vez que lo hagan, estarán listas para ser trasplantadas en una maceta con tierra, donde las verás florecer.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión