4 consejos para reparar el cabello dañado

Sufrir resequedad y orzuela es un problema que tienen muchísimas mujeres, a raíz del daño causado por el uso de planchas y secadoras, tintes y hasta por lavarlo a diario. Afortunadamente, en la mayoría de los casos estas condiciones no son irreparables y se pueden solucionar fácilmente tomando las medidas indicadas. Eso sí, hay que ser muy perseverantes y sobretodo, abstenerse a todos los productos que mencionamos al principio. Estos son los cuatro consejos que deberías seguir si quieres que tu melena recupere todo su brillo y vuelva a ser la de antes.

consejos

  1. Enfócate en el cuero cabelludo. Cada vez que te bañes debes aplicar un suave masaje con las yemas de tus dedos en la raíz, que es el lugar más importante a lavar e hidratar. Además, también debes tener cuidado con el exceso de champú y saber distribuirlo hasta las puntas, o podrías resecar más tus raíces.
  2. No uses cepillos de plástico ni de metal. Estos materiales pueden estirar tu pelo demás y provocarte una mayor caída del mismo. Lo mejor es usar un cepillo de madera y con cerdas suaves, que lo desenreden sin terminar arrancándolo. Otra cosa en la que te conviene invertir es en un secador de cabello iónico, pues los iones negativos descomponen las moléculas de agua más rápido que el calor.
  3. Aplícate un protector en el cabello todos los días. Los protectores mantienen tu pelo en buenas condiciones a pesar del calor o el frío extremos, combaten el frizz. También previenen los daños ocasionados por usar plancha, secador o tenazas y son ideales para cuando vas a la playa, o algún sitio con temperatura alta.
  4. No temas cortarte el cabello. A veces no queda más remedio cuando el daño es muy profundo. Pero recuerda que el pelo siempre vuelve a crecer y es mejor lucirlo corto y bello, a largo y maltratado.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión